EL BALLET "ARA DE MADRID" REPRESENTANDO A ESPAÑA EN OMAN, SULTANATO ARABE - Ara de Madrid
16632
post-template-default,single,single-post,postid-16632,single-format-standard,bridge-core-2.7.0,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

EL BALLET «ARA DE MADRID» REPRESENTANDO A ESPAÑA EN OMAN, SULTANATO ARABE

EL BALLET «ARA DE MADRID» REPRESENTANDO A ESPAÑA EN OMAN, SULTANATO ARABE

EL BALLET «ARA DE MADRID» REPRESENTANDO A ESPAÑA EN OMAN,  SULTANATO ARABE

El día 9 del pasado mes de agosto el Ballet ARA DE MADRID, con muchísima ilusión, emprendía viaje  a Omán, concretamente a la ciudad de SALALAH, lugar de turismo del pueblo omaní, en donde haríamos nuestros espectáculos, de 15 minutos todas las tarde-noche.

El primer día salimos súper ilusionados, guapos y contentísimos todos vestidos con nuestros trajes de flamenco para hacer nuestro espectáculo.

Llegamos, y nos dicen que no podemos bailar así, que nos tenemos que poner debajo del traje algo que cubriera los brazos, escotes y piernas. Que enfado todos, pero no había marcha atrás, así no podíamos bailar. Total, nos dijo la representante que nos fuéramos rápidamente a unas tiendas y comprásemos para todas las chicas unos leggins y camisetas negras. Así lo hicimos y al día siguiente, con una juerga enorme cuando nos vimos vestidas de esta manera, que no destacaban nuestros bonitos trajes de flamenco, pues marchamos al lugar donde actuamos y con gran alegría por parte de los responsables del evento, al vernos tan tapadas,  presentaron nuestra actuación. Muchos aplausos y muy contentos y felices todos. Y así todos los días

Independientemente de este detalle tenis que decir que nos trataron de maravilla.

Todos los días teníamos a las 10,00 de la mañana un coche para llevarnos de excursión.

Vimos paisajes maravillosos, no creíamos que existieran en este país, muy rico, además por petróleo y gas natural.

Y después de conocer todos los rincones más importantes, conocimos la ciudad de Muscat, la capital de Omán, preciosa,  donde también pudimos conocer los rincones más importantes, y como se ve en la foto, el palacio donde vive el Sultán.

Las comidas muy bien elaboradas, ricas, que pudimos deleitar todos los días de nuestra estancia en este país.

Una gran suerte que a lo mejor no apreciamos lo suficiente desde los mismos componentes, al ser algo que hacemos todos los años. Gracias a representar a nuestro país por todo el mundo, tenemos la gran suerte de haber conocido ya 43 países, y repetido en alguno de ellos. Culturalmente enriquece mucho, y humanamente una gran satisfacción conocer, de primera mano, como se vive en cada país recorrido y al mismo tiempo, recibir tanto cariño por parte de estos habitantes, que son también felices de poder estar con nosotros.

Podemos presumir en este país, de ser de los primeros europeos que visitan este precioso Sultanato.

Un verano muy vistoso  y enriquecedor.

Carmina Villar

Hasta el próximo mes